Virtualización de servidores directa

Procedimientos de virtualización compilados en el núcleo

El rasgo distintivo principal entre los KVM VPS y prácticamente el conjunto de los demás modelos de virtualización de hardware se oculta en la propia tecnología de virtualización. Gracias a KVM, ha quedado en el pasado la necesitad de correr programas de virtualización adicionales en el anfitrión – en cambio las instrucciones del software necesarias se preparan en el interior del SO del servidor anfitrión. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado para utilizar aplicaciones adicionales y a su vez hace los mismos recursos disponibles para las máquinas guest. La falta de este eslabón de comunicación extra reduce asimismo el tiempo de espera de entrada/salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores directa

Utilización de recursos mejorada

Uso eficaz de los recursos del servidor

Por lo general las máquinas virtuales exigen la presencia de un nivel adicional entre ellas y la máquina anfitriona que se haga cargo de la administración de recursos. Esta es una circunstancia que lleva a menos recursos disponibles para las propias máquinas virtuales. Mediante los KVM VPS, cualquier capa adicional queda excluida, como el sistema de virtualización se compila como parte del sistema operativo del servidor anfitrión. De esta manera, todos los recursos que el host ofrece serán utilizados debidamente por los Servidores Privados Virtuales que han sido configurados. Esta disponibilidad de recursos garantiza esta ventaja esencial que se requiere para que sus páginas o aplicaciones web sobresalgan entre sus competidores.
Utilización de recursos mejorada

Libertad completa del SO

Configure el sistema operacional que desee

En la mayoría de las ocasiones, después de la compra de un Servidor Privado Virtual, a usted se le presenta un número limitado de SOs, ya que son los únicos compatibles con el software de virtualización. Sin embargo, los Servidores Privados Virtuales KVM no suelen requerir ningún tipo de software de virtualización – son los que se comunican de manera directa con el propio host. Esta es una característica que hace posible seleccionar prácticamente todo sistema operativo a condición de que sea posible ejecutarlo en un dado servidor. ¿Le convendría subir BSD en su Servidor VPS? Es un objetivo viable. ¿Y a lo mejor prefiere Windows? No es nada complicado.
Libertad completa del SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL